TRAMA ARGUMENTAL


Imperio Romano, año 68: 
El gobernador de la provincia lusitana, Marco Salvio Otón, recibe la petición de sumarse al levantamiento contra Nerón que Julio Vindex, gobernador de la Galia Lugdunense y Servio Sulpicio Galba, gobernador hispano de la Tarraconensis, planean contra el tirano. En la magna Roma, sin la existencia de un líder que aglutine voluntades, las espadas pelearán por imponerse.
Pero no sólo Roma estará en el ojo del huracán.
En Hispania, la apacible colonia de Augusta Emérita, se verá envuelta en un laberinto de intrigas que pondrán a prueba la fe y el valor de sus habitantes. 

Unos libros de profecías serán perseguidos por poderosos grupos del Imperio dispuestos a todo. Nadie está a salvo.
Una trama de corrupción política afecta a las más altas esferas de la sociedad local e imperial que se destapará revelando antiguos asesinatos impunes. La justicia se impone.
Y por último, una gran historia de amor nos hará reflexionar sobre el valor de la amistad, la lealtad y el deber.
La ciudad de los libros prohibidos permite a la autora retratar la sociedad romana en la colonia de Augusta Emérita en los años 68-69, donde asistiremos a las carreras en el circo, a las sesiones del senado, a las procesiones de culto imperial…. Conociendo así, sus cultos, sus leyes, sus dioses, su ocio, su imagen, su pensamiento…
Inolvidables personajes, nos guiarán por un laberinto de emociones. Personajes que aman, que persiguen sueños, que perdonan, que ambicionan el poder, que odian y envidian, que tienen esperanza y la pierden, que matan… personajes de hoy.


  • Lucio Anneo Séneca
    Lucio Anneo Séneca
  • Marco Salvio Otón
    Marco Salvio Otón
  • Servio Sulpicio Galba
    Servio Sulpicio Galba
  • Nerón
    Nerón
  • Aulio Vitelio
    Aulio Vitelio
IMG_20190312_124316jpg

Inscripción honorífica del Senado de Augusta Emerita a

su Duunviro y Patrono, Sexto Furnio Juliano (protagonista de la novela)


El conocido en Mérida como Templo de Diana, era un Templo que presidía el Foro de la Colonia en época romana y que albergaba entre otros edificios el Senado, donde Sexto Furnio Juliano, Cornelio Severo y otros senadores trataban los asuntos de gobierno, por ej. los vertederos que empezaban a ocupar las áreas funerarias (según cálculos de Furnio, cada emeritense orinaba una cuadragésima parte de ánfora al día y sus heces pesarían en torno a cinco onzas y media...)

Reproducción de pendientes romanos hechos por la Tienda "Terracota" en Mérida. Joyas que bien podrían lucir Marcia, Calpurnia o Polonia, a las que gustaba ataviarse con los lujos naturales a su posición.pendientesjpg

Este es el Teatro Romano de Augusta Emerita, en el que nuestros personajes tras celebrar la Procesión de Culto Imperial, asisten a diversas representaciones. Halys y Capito nos deleitarán, mientras asisten a la puesta en escena, entre otras, de la Farsa de Plauto, "El soldado fanfarrón", con sus opiniones sobre el famoso Pantomimo Paris, el Filósofo Demetrio el Cínico o el autor griego Terencio.


Dos imágenes de la domus de Sexto Furnio Juliano,

que se pueden visitar en el área arqueológica de Morerías en Mérida y que se conoce como la Casa de los Mármoles.

Aquí vemos un cruce de calles empedradas de la colonia. 
La piedra del centro tenía un doble uso, porque servía como tapadera 
de las cloacas y para moderar la velocidad de los carros.

Una cloaca romana construida bajo las calles de Augusta Emerita, en uso hasta mediados del siglo XX.

Evacuaba las aguas fecales al río Ana y Barraeca.

Furnio se había levantado y se dirigió al edil Cayo Voconio mientras pronunciaba en tono rimbombante su saludo,

 "Dioses Lares que protegéis mi domus, proteged la vida de mi siempre bien hallado Cayo Voconio, nieto del gran Voconio, centurión del ejército romano que tras ocupar estas tierras hace casi 100 años, fundó junto a otros Augusta Emerita". (texto novela)

Os muestro el Mausoleo de los Voconio que se puede vistar en Mérida en la zona de enterramientos conocida como Los Columbarios.


Aulo Gayo fue un afamado maestro escultórico itálico con oficina en Augusta Emerita que existió. 
En el MNAR de Mérida podemos ver esta sucesión de togados, algunos llevan la firma de Aulo Gayo en la rodilla, que le caracterizaba.

El Maestro Aulo Gayo  ilustra a los canteros de las minas de mármol de Ebora con las nuevas tendencias en peinados masculinos y femeninos.

"Como sabéis, hemos venido rematando los cabellos de nuestros Césares y otros hombres ilustres, con un corte semicircular en la nuca dejando el cuello despejado. Eso ha cambiado, ahora el remate es rectilíneo. Antes los mechones partían de la coronilla en bandas lisas y superpuestas y ahora estas bandas van paralelas y pueden cambiar de dirección desde la frente a la nuca".(texto de la novela)

prev next

"Olvidaos de la sencillez en las mujeres. A veces llevan en el flequillo una gran masa de rizos colocados en capas hacia arriba que acaba en las orejas, y el resto del cabello partiendo de la coronilla se va agrupando en dos cuerpos de tirabuzones. En otros casos, el flequillo está formado por mechones largos en forma de eses. También se llevan las patillas curvas sobre las mejillas. En fin... gran abundancia de rizos. (texto de la novela)

prev next

Conocido en Mérida como Arco de Trajano, era el Arco que daba entrada al Foro Provincial.

Podemos imaginarnos al gobernador Marco Salvio Otón en el Templo de la Concordia que lo presidía, aguardando la llegada de Seleuco, su astrólogo, para conocer los augurios propicios y levantarse contra el tirano Nerón.

Puente Romano de Mérida. En los paseos por el puente, Halys intentaba enamorar a Marcia y le contaba algunos detalles sobre él, por ej., que era el segundo puente más largo de Hispania, que contaba treinta arcos, o que tenía el relieve de un falo grabado sobre la piedra.puentejpg

Estela con retrato de Antestio Persico, (MNAR). En la novela senador de A.E. y empresario equinoantestio persicojpg.

Inscripción funeraria de la familia del médico

 Publio Sertorio Niger, (MNAR)

que también será médico en la novela.nigerjpg

Inscripción honorífica (MNAR) de C. Cornelio Severo, duunviro, edil y

 sacerdote de A.E. (personaje novela).cornelio severojpg

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

           

1.- “Vida de los Doce Césares”, del Historiador romano Suetonio, siglo I, II.

2.-  “Historia de Roma” , de Francisco Bertolini.

3.- “La guerra civil entre Vitelio y Otón: Cuestiones de cronología”, de Bartolomé Segura Ramos.

4.- “Otón, Gobernador de la Lusitania”, de la Tesis de Pilar Fernández Uriel.

5.- “Historia antigua” ,de  Joaquín Gómez Pantoja.

6.- “La construcción romana. Materiales y Técnicas”, de  Jean Pierre Adam.

7.- “Administración de las minas en época romana. Su evolución”, de José María Blázquez Martínez.

8.- “La explotación de las minas ibéricas y el comercio de metales en la época romana”, de Daniele Capanelli.

9.- " La Tesis sobre la escultura romana", de  Trinidad Nogales Basarrate.

10.- “Leyes coloniales y municipales de la Hispania Romana", de Julio Mangas.

11.- “Las élites municipales de Augusta Emerita", de  José Carlos Saquete.

12.- “Funus Cordobensium. Costumbres funerarias en la Córdoba romana”, de Desiderio Vaquerizo.

13.- “Características del viario urbano de Emerita, entre siglos I y VIII”, de Miguel Alba Calzado.

14.- "Trabajo sobre las Basuras en Augusta Emerita", de Jesús Acero.

15.- “Historia de Roma”, de Indro Montanelli.

16.- “La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio”, de Jerome Carcopino.

17.- “Urbs Roma”, de José   Guillén.